Action, Adventure, Brian De Palma, Drama, Hollywood, Miguel Vaca, Movie, Storytelling, Thriller, Vacacion

Snake Eyes

Si uno habla de Brian De Palma, uno sabe que es un director importante en Hollywood, más que importante para mi es una leyenda, pelis como Carrie, Scarface, The Untouchables, Casualties of War y Snake Eyes son innegables piezas cinematográficas muy interesantes pero obvio tampoco se puede negar que también tiene en su haber Carlito’s Way o Mission: Impossible>. Al final todas son thrillers de suspenso que nos tienen concentrados en una buena historia y un buen rato en las salas de cine.

Sin duda la característica más importante de las pelis de De Palma, después de la historia, son las cámaras. Generalmente, con una fotografía muy urbana (esta vez de la mano de Stephen H. Burum), el uso de planos secuencia combinado magistralmente con planos subjetivos, no són sólo reiterativos sino repito, rúbrica de su estilo.

En 1998 me vi esta peli en cine y fue una sorpresa toda esa orgía de relatos, de cámaras, de personajes que lo atrapan y enfocan muy bien en el macro de la historia. Gary Sinise, Carla Gugino y Nicolas Cage protagonizan magistralmente la peli pero al lado de ellos como un exquisito masala aparecen también John Heard, Stan Shaw, Michael Rispoli, Kevin Dunn y Luis Guzmán.

De Palma es creador de clásicos instantaneos y secuencias de cámara que son hitos cinematográficos, basta recordar la furia desatada en el salón sobre la ensangrentada Sissy Spacek en Carrie, el cochecito cayendo en la estación de trenes de The Untouchables o la cámara subjetiva de Shaw redescubriendo matices en la versión de su historia de un boxeador, campeón de peso pesado en Snake Eyes.

De Palma no acostumbra a escribir sus pelis esta lo hizo asociado al chico maravilla y ahijado de Steven Spielberg, David Koepp y lo hizo muy bien. No logró un sólo premio, una sóla nominación destacada en festivales o eventos cinematográficos pero si fue un éxito de taquilla.

Standard
Action, Miguel Vaca, Movie, Serie B, Vacacion

Bangkok Dangerous

Hablando de afrentas públicas, me topé con una peli que se veía mala, se justificaba mala y al final no sorprendió y fue mala.

Bangkok Dangerous de 2008 es un proyecto de Los hermanos Pang, Oxide Pang Chun y Danny Pang liderados tan sólo comercialmente por la estelaridad de Nicolas Cage haciendo de mercenario en un pésimo y trillado guión.

Si no nos bastó con Ghost Rider de 2007 o la franquicia súper comercial y medio aburrida de National Treasure que empezó en 2004 y ya busca una tercera parte, Bangkok Dangerous es la peli perfecta para enterrar definitivamente cualquier intención de ir a cine y compartir una peli con Cage.

No sólo ya no es creíble como héroe, su desgastado perfil y sus evidentes incrustaciones capilares denotan un viejo acabado y lo peor sin mucho criterio para la escogencia de sus producciones. Atrás quedaron The Weather Man de Gore Verbinski en 2005, Lord of War de Andrew Niccol en 2005 o Matchstick Men de Ridley Scott en 2003 que eran producciones comerciales pero con algo de calidad. Ahora ni esperanzas tengamos de repetir un evento si acaso similar a Adaptation de Spike Jonze en 2002, una obra maestra como Bringing Out the Dead de Martin Scorsese en 1999, un espectacular thriller como Snake Eyes de Brian De Palma en 1998 o un Leaving Las Vegas de Mike Figgis en 1995.

Señores y señoritas, aquel joven entusiasta, lleno de carisma y potencia que vimos alguna vez en Rumble Fish de Francis Ford Coppola de 1983, Raising Arizona de Joel Coen en 1987 o Wild at Heart de David Lynch en 1990 ha muerto y no creo que vaya a renacer de los muertos. Su condena la sella como productor de sus últimos adefesios y parece no querer dar vuelta atrás.

Standard