Akiva Schaffer, Comedy, Exploitation, Folk, Hollywood, Miguel Vaca, Movie, Romance, Sci-Fi, Serie B, Vacacion

The Watch

the-watch

The Watch, o inicialmente conocida como The Neighborhood Watch, fue una de esas tantas pelis afectadas por la violencia en Estados Unidos, a principios del año pasado. Esta, en particular, sufrió cambio de nombre cuando ad portas a su estreno, un grupo de vecinos pertenecientes a una «Neighborhood Watch» se extralimitó en sus responsabilidades y asesinó a una persona; inmediatamente la producción puso en pausa cualquier desarrollo y su salida para no encontrar vínculos con dichos eventos fue cambiarle el nombre -otras no fueron tan afortunadas y obtuvieron censura a su material-.

The Watch es dirigida por Akiva Schaffer, socio creativo de Andy Samberg, tanto como escritor o como director, en segmentos de SNL o incluso en un largo llamado Hot Rod. Sabiendo esto, los disparates y ocurrencias que nos imaginemos de la historia pueden quedarse cortos; por eso, cuando pienso en la dura calificación que le dio la crítica a esta pieza me parece que fue excesiva.

Yo fui a verla en salas con muy bajas expectativas, no esperaba más que algo muy ridículo tipo Saturday Night Live y me topé con una pieza bastante entretenida. Si, alguien debería decirle a Vince Vaughn que él ya no es gracioso (y de pronto nunca lo fue) haciendo de hombre-maduro-con-aires-de-suficiencia-creyéndose-soltero-y-que-en-momentos-de-impetuosidad-responde-con-verdades-hirientes-a-sus-amigos pero el resto del reparto lo hace muy muy bien. Ben Stiller psicorígido, obseso, frágil pero muy empático, un papel que sabe domina perfectamente; Jonah Hill psicótico, políticamente incorrecto y facista, logra balancear el humor físico con sarcasmo y “humor serio“; y la estrella sin duda es Richard Ayoade, repitiéndose en su papel de Moss de The IT Crowd, es introvertido, inocente pero con dos o tres comentarios subidos de tono que pagaron ciento por ciento la boleta.

La historia realmente no tiene relevancia. Es la excusa para poner a estos cuatro actores a dictar chistes sobre entornos familiares y uno que otro comentario racista. Criticar cinematográficamente la cinta es un acto inocente y esteril. De verdad uno se divierte mucho y se le perdona el absurdo e inadmisible desenlace de Jamarcus, que puede llegar a ser sin duda el único lunar en la pieza.

Standard
Actor, Auteur, Brit, Chris Morris, Comedy, Folk, Indie, Miguel Vaca, Movie, Thriller, Vacacion, World

Four Lions

Cuando dejo grabada una peli en Cinemax, aparte de disfrutar la pieza que dejé grabada me encanta ver los cortos de lo que se viene. Si uno ve La piel que habito le anuncian Tuan yuan, ganadora de mejor guión en la Berlinale, que a su vez anuncia la mexicana Somos lo que hay, que a su vez anuncia la brasilera Trabalhar Cansa, que a su vez anuncia la británica Four Lions y así uno puede irse poniendo al día en lo que se refiere a cine independiente y festivales.

Cuando vi por primera vez los cortos de Four Lions pensé que iba a ser una cinta que abordaba el terrorismo desde una perspectiva muy dramática o desde el sentimentalismo ordinario. Pero al final del corto decía comedia. Me intrigó. La busqué. La grabé. Me sorprendió.

Four Lions dirigida por Christopher Morris es todo lo contrario a lo que hemos visto sobre terrorismo en cine. Es una historia políticamente incorrecta, aguda, de un humor negro impresionante y que hipnotiza con cada línea de diálogo que nos va dando su equipo de escritura (Jesse Armstrong, Sam Bain, Simon Blackwell y el mismo Morris). La sátira trata sobre una célula terrorista de cuatro pakistaníes establecida en Londres que aspiran a ser mujadines demostrando su honor en una inmolación. La historia se centra en Omar (Riz Ahmed) que lidera la célula como la mente más crítica frente al ocidentalismo infiel y el imperialismo. Omar se prepara con Waj (Kayvan Novak) para recibir órdenes del comando central en un campo de entrenamiento en el desierto pakistaní pero todo sale mal y deben salir huyendo a improvisar por si mismos un plan de ataque terrorista. Por su parte, Barry (Nigel Lindsay) y Faisal (Adeel Akhtar) esperan noticias de Omar pero Barry está muy resentido porque quedó aislado del plan de entrenamiento y emprende el reclutamiento de Hassan (Arsher Ali) para atacar una mezquita.

Mediante el absurdo dos críticas importantes se hacen evidentes. La primera es que el fanatismo y fundamentalismo va transformando a las personas en ignorantes. Digamos que los cuatro pintorescos terroristas parecen adolescentes inmaduros pero la aparición de Hassan en medio de un auditorio con una arenga incendiaria en contra del prejuicio racista es un discurso inteligente con por lo menos algo de elaboración -y que a la postre le valió su cupo en la célula-; el desarrollo del personaje de Hassan es impecable porque a medida que se va comprometiendo con la causa yihadista de «Los Cuatro Leones» sus errores aumentan y su audacia desaparece.

La otra gran crítica que aparece en la historia es que las causas que ennoblecen a los suicidas se van disolviendo en sus propios cuestionamientos. La continuación de un ataque terrorista ad portas de realizarse es una gran de cadena de manipulaciones que justifican sus actos no de la forma más congruente o acertada. La historia de Omar y su familia es muy loca, transforman la realidad de su núcleo familiar gracias a la firme creencia de sus actos que llenan de orgullo a todos sus integrantes. En momentos de duda siempre aparece alguien supuestamente más cuerdo o más calmo que los convence de continuar “sonriendo” hasta encontrar el paraíso.

Siento de Morris que fue muy arriesgado al hacer esta peli porque de alguna forma está ridiculizando a los fundamentalistas sin atacar directamente una etnia o algo por el estilo. No se queda sólo con la historia de los árabes su crítica podría llegar a cuestionar autogolpes o teorías de conspiración más grandes en los Estados Unidos después de los eventos del 11 de Septiembre. Con una comedia negra muy inteligentemente critica el terrorismo y su falta de razón. Morris es conocido por sus apariciones en The IT Crowd con esa agresividad y virulencia que expone su cara pero es mucho más reconocido por sus artículos denunciando el racismo en el Reino Unido. Con Four Lions debuta como escritor-director y logra ser reconocido en los BAFTA’s así como grandes nominaciones en Sundance, Chicago, los British y el mismo gremio de escritores británico.

La cinta la recomiendo mucho y la están rotando ahora mismo en Cinemax.

Standard
Actor, Auteur, Brit, Drama, Folk, Indie, Miguel Vaca, Movie, Richard Ayoade, Storytelling, Vacacion, World

Submarine

Richard Ayoade es el protagonista de una de las mejores series británicas cómicas con las que me he topado últimamente, The IT Crowd. La ingenuidad de Moss y su originalidad, sumado a la interpretación del operario técnico cautivan al incauto espectador con un humor sencillo y sin pretenciones.

Varias veces busqué ansiosamente más capítulos de la serie pero al parecer la dejaron de producir. Me topé con un par de pelis donde Ayoade actuaba pero eran meras apariciones sin profundidad como por ejemplo Bunny and the Bull (que me vi casi como una torutra con la desilución de tan sólo apreciar un par de líneas muy simplonas de Ayoade como curador de un museo). Chris O’Dowd, por el contrario, ha tenido apariciones más pomposas y comerciales como How to Lose Friends & Alienate People, Dinner for Schmucks, o más reciente Gulliver’s Travels. Siendo la más divertida The Boat That Rocked por ser una comedia independiente tampoco es que haya sido un gran evento cinematográfico.

En fin, estando en La Bahía vi unos afiches de una peli llamada Submarine que al principio confundi con Submarino de Thomas Vinterberg pero después vi los cortos y nada que ver, una peli británica independiente bastante interesante. Bueno pues empezó a llegarme info de la peli mucho después de mi regreso y la sorpresa fue grande al saber que el escritor-director de esta peli era nada más ni nada menos que Moss, Richard Ayoade. Apenas tuve oportunidad la vi y me pareció genial.

Debo decir que las reseñas no le hacen justicia a la peli en absoluto. La historia no trata de un joven adolescente tratando de desvirgarse. Qué pena pero eso es una aseveración muy superficial de la peli. Es un punto importante pero el objetivo principal es el desarrollo de un joven quinceañero como héroe en su propia odisea con todos los miedos, errores e inseguridades que un niño de esta edad puede tener. Es descubrir porqué la peli se llama «submarino», esas reseñas tan sólo ven el periscopio. Al final si tiene sexo o no con su amiga es lo menos importante. La identificación con su padre, la relación con su madre y su lucha por salvar la familia (tanto la de él como la de su nueva amiga) son los pilares de una peli que al igual que Ayoade tiene un humor sencillo y sin pretenciones.

La forma de encarar la peli y su banda sonora, en la que colaboraron The Arctic Monkeys me hacen pensar mucho en Wes Anderson pero reinterpretado, no igual. Es muy bonita y las actuaciones de los veteranos Noah Taylor, Sally Hawkins, Paddy Considine acompañando a los jóvenes Craig Roberts y Yasmin Paige son excelentes.

Dicen que Ayoade colaboró este año como director de algunos capítulos para la comedia norteamericana Community (Sony Entertainment Television), después de ver esta peli estoy más ansioso en su siguiente proyecto como director de largometrajes.

Nota personal: Para tener en cuenta de esta peli cinematografía de Erik Wilson, diseño de producción de Gary Williamson y montaje de Chris Dickens y Nick Fenton. Todos muy buenos.

Standard
Brit, Comedy, Graham Linehan, Indie, Miguel Vaca, TV, Vacacion, World

The IT Crowd

Muy pocas veces tenemos acceso a las comedias de televisión británicas, algunas las pasan por HBO como The Office o Extras, otras en Eurochannel como Coupling pero generalmente terminan llegando sus hijos mutantes gringos, a canales más accesibles como FX o SET.

The IT Crowd es una serie relativamente antigua, con cuatro temporadas ya, creada por Graham Linehan que me habían venido recomendando insistentemente y que hoy comparto con ustedes. Una comedia sencilla con personajes estandarizados como ñoños o «nerdos», esta vez británicos, y una mujer normal que sin tener absoluta idea de nada de computadores llega a dirigirlos. Ya me he visto la primera, la segunda y la tercera temporada casi que sin respirar. Me absorbe completamente y desde ya me declaro fanático de la serie.

Con Chris O’Dowd que conocemos por ser uno de los DJ’s de The Boat That Rocked, Noel Fielding, Christopher Morris, Matt Berry, Katherine Parkinson y mi favorito Richard Ayoade, la serie aborda con chistes muy sencillos el ambiente de Tecnología de la Información (IT). IT es la palabra usada para designar lo oculto del ambiente de las computadoras, establecimiento fundamental de cualquier organización y que en la serie pordebajean con total descaro y, por lo mismo, de manera muy hilarante.

En serio un buen plan para este fin de semana.

Standard